Analista: Grupos radicales recurren a la violencia extrema porque el paro cívico es insostenible

Compartir

La capital cruceña cumple este jueves 34 días de paro cívico marcado por la violencia, el racismo y discriminación impuesta por grupos radicales que causan zozobra en la población.

Durante las últimas horas estos hechos de violencias recrudecieron en contra de la clase trabajadora y humilde, advirtió el analista político, constitucionalista, y experto en seguridad y defensa, Pedro Ugarte.

Ugarte explicó que estas nuevas escenas violentas se radicalizaron porque los cívicos no saben cómo detener a la población que apuesta por la reactivación económica.

“Existen grupos radicales, como la Unión Juvenil Cruceñista, que responden a sectores privilegiados y no saben cómo detener a la gente que quiere trabajar, por eso acuden a la violencia para mantener su capricho del paro que ya es insostenible”, explicó el experto en entrevista con la ABI.

Durante la noche del martes 22 de noviembre, justo cuando se cumplía un mes de esta medida, retornaron los enfrentamientos, pero esta vez en las avenidas Radial 19, Roca y Coronado, en la que preliminarmente reportaron al menos tres personas heridas.

Al día siguiente retornó la intranquilidad, porque grupos radicales afines a los cívicos provocaron zozobra en barrios y mercados populares afectando a comerciantes y vecinos.

Los comerciantes de la Villa 1° de Mayo fueron atacados por encapuchados que llegaron con palos y piedras intentaron obligar a que los comerciantes cierren sus tiendas y puestos de venta.

Esta medida de protesta es impulsada por el gobernador Luis Fernando Camacho, el cívico Rómulo Calvo y el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuellar, pese a que el 50% de la población pide levantar el paro que dejó millonarias pérdidas económicas.

 “Ellos (promotores del paro) están capitalizando un rédito político y económico pese al sufrimiento de la gente (…) se ve por las redes sociales que grupos armados de la Unión Juvenil Cruceñista han ido a coartar el derecho al trabajo y a la libre locomoción”, remarcó Ugarte.

Los puntos de bloqueo se radicalizaron y convirtieron en escenarios donde predomina el consumo de bebidas alcohólicas, que además realizan cobros excesivos.

Estos movilizados cerraron el paso a las ambulancias que transportaban pacientes, carros fúnebres, carros bomberos, personal médico que fue agredido verbal y físicamente, e incluso atacaron un bus y a efectivos policiales que transportaban 13 reos y casi provocan su fuga.

Palos, petardos de gran alcance, alambres con púas, bates de beisbol, machetes y piedras son las armas que utilizan estos grupos radicales que principalmente atacan durante la noche o madrugada.

El analista insta a desarticular estos grupos radicales y además investigar su fuente de financiamiento, porque utilizan una gran cantidad de petardos de gran alcance.

Este escenario de permanente conflictividad provocó que la población exija que se levanten los bloqueos, incluso desde las redes sociales utilizan el hashtag #LevantenElParo para protestar en contra de esta medida que solo beneficia a un “grupo privilegiado”.

Mediante las redes sociales, las víctimas denunciaron diversos abusos cometidos en los puntos de bloqueo.

Ante esta situación de violencia, el analista reprocha que las autoridades departamentales no le den una respuesta al pueblo cruceño que clama por la paz y la reactivación económica. 

“Ellos no encuentran una salida para decirle a la gente que este paro se hace insostenible, los promotores del paro no le dan una respuesta a su gente. El gobernador (Camacho) debe acordarse que ha sido electo por varios sectores, no solo por el primer o segundo anillo, ha sido electo para trabajar y se demostró que la gobernación tiene la más baja en ejecución presupuestaria”, cuestionó. 

Hasta agosto de esta gestión, la gobernación cruceña solo alcanzó a ejecutar el 17% de inversión pública, considerada la más baja del país. La administración de Camacho tenía más de Bs 450 millones en cuentas fiscales.

“Tienen que pensar en su gente, no es factible sostener el paro, no es factible que grupos armados se enfrenten con la población que apuesta por la reactivación económica y que obliguen a acatar el paro cívico”, indicó.

En esa línea, exhortó a que busquen el diálogo y la comprensión pensando en la mayoría y no en su beneficio particular. Por ello, exigió que no permitan la humillación de los bolivianos y las bolivianas. //Agencia Boliviana de Información

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva