Arce denuncia ante la prensa internacional el rol la OEA, la UE y la jerarquía católica en el golpe de Estado del 2019

Compartir

El Presidente de Bolivia, Luis Arce, concedió una entrevista a France 24 en el marco de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York.

El mandatario se refirió al papel que jugaron varias instituciones, como la Organización de Estados Americanos (OEA), en el golpe de Estado de 2019, y cómo esto promovió la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) como un organismo que estuviera “a la altura de los desafíos que encara la región”.

El Presidente boliviano también habló sobre la situación judicial de la expresidenta interina Jeanine Añez, asegurando que ella estará en prisión “hasta que la justicia dé su veredicto, pues alguien tiene que responder por los 38 muertos del golpe de Estado”.

En cuanto al estado de salud de Añez, Arce mencionó que ella “está siendo monitoreada todos los días, ha recibido visitas de médicos especialistas y se le ha llevado a clínicas especiales” y que “nadie puede afirmar de buenas a primeras que su salud está dañada”.

El primer mandatario también hizo énfasis en la posible participación que habrían tenido diversas instituciones y personalidades políticas en el “golpe de Estado de 2019” en Bolivia.

De igual manera, manifestó que los expresidentes Mauricio Macri (de Argentina) y Lenín Moreno (Ecuador), además de la Unión Europea, el embajador de Brasil e incluso a la Iglesia católica, fueron parte de la ruptura constitucional del 2019. “¿De qué comunidad estamos hablando? ¿De la que colaboró con el golpe de Estado?” añade el presidente boliviano.

Red Central/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva