ATAQUE DE UNIONISTAS ACABA CON MÁS DE 20 NEGOCIOS SAQUEADOS, MONTAÑO RESPONSABILIZA A CAMACHO Y CALVO

Compartir

Integrantes de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) atacaron una vigilia y saquearon la madrugada de este jueves al menos 20 negocios en el Plan 3000. El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, acusó al gobernador Luis Fernando Camacho y al cívico Rómulo Calvo de promover la violencia en un “paro pacífico”.

“Camacho y Calvo nos hablan de un paro pacífico y yo les pregunto, ¿cómo es que un paro pacífico ocasiona el saqueo y destrozos de más de 20 puestos de venta en el Plan 3.000? (…) Esta madrugada, grupos vandálicos afines a Camacho y Calvo atacaron y robaron los puestos de venta de nuestros hermanos comerciantes”, denunció mediante sus redes sociales.

La noche del miércoles un numeroso grupo de unionista llegó hasta la rotonda del Obelisco en el Plan 3000 y atacó con violencia a gremiales y vecinos que hacían una vigilia, para cuidar sus puestos de venta de la amenaza de saqueos. No pudieron contener la violencia y varios negocios de los que no acatan el paro cívico fueron saqueados.

Pese a que la Policía intentaba dispersarlos con el uso de gases lacrimógenos, estos radicales lograron rebasarlos para después destruir lo que encontraban a su paso.

“Son acciones inaceptables y reprochables desde todo punto de vista, pero como siempre, ante estos hechos, Camacho y Calvo solo guardan silencio, tal como lo hicieron con las cuatro muertes y ataques provocados durante este paro selectivo”, cuestionó Montaño.

Ante tales extremos de violencia y vulneración de los derechos humanos, el ministro exigió que se investigue de forma “inmediata”, para sancionar a los responsables de estos actos vandálicos. //Agencia Boliviana de Información

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva