COMITÉ INTERINSTITUCIONAL DE SANTA CRUZ ALEJADO DEL CENSO ASUME NARRATIVAS PARA DESESTABILIZAR AL GOBIERNO

Compartir

Las autoridades cruceñas que conforman el denominado Comité Interinstitucional de defensa del Censo alojan en su narrativa formas para gestionar nuevamente la convulsión y desestabilización del país, a partir de la experiencia del golpe de Estado de 2019, señaló el analista político Hugo Siles.

“Ya no está el Censo como un objetivo de prioridad, porque en todo caso la posición del gobernador (Luis Fernando) Camacho y el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Vicente Cuellar) y el presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz (Rómulo Calvo) no contrasta en absoluto con la forma de razonamiento y trabajo que tiene el resto del país, que representa el 99,9% de las autoridades electas, que han decidido una ruta de razonamiento técnico y aceptan que el Censo se realice el 2024”, expuso Siles en entrevista con Bolivia TV.

Ayer, el comité cruceño que exige que el proceso censal se realice en 2023 anunció que no asistirá a la mesa técnica convocada por el Gobierno nacional en la ciudad de La Paz el 11 de octubre, para abordar la propuesta presentada por la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM).

En ese contexto, Siles señaló que a algunas autoridades cruceñas el Censo “no les importa” por eso solo se ocupan de gestionar un paro indefinido, con una actitud absolutamente fuera de la democracia, rechazando los espacios de diálogo y concertación generados desde el Gobierno nacional.

“Hay un déficit absoluto de conducta democrática en estas autoridades, que son el gobernador Camacho, el rector de la UAGRM, Vicente Cuellar, los partidos políticos Creemos y Comunidad Ciudadana, y el Comité Cívico. Estos son los que organizaron y forman parte de este absoluto rechazo, que también tiene una pequeña parte del departamento de Santa Cruz y el resto del país, en relación a gestionar este tipo de conflictos y confrontación”, sostuvo el analista.

Agregó que el paro indefinido anunciado en Santa Cruz, tras el cabildo del 30 de septiembre, está antecedido por una organización “cuasimilitar”, que no solo bloquea el derecho que tiene un ciudadano de circular y trabajar, también busca generar confrontación en Bolivia.

Siles calificó como una “metamorfosis regresiva” la posición del denominado Comité Interinstitucional cruceño, pues primero hicieron énfasis en una propuesta inacabada e insuficiente para lo cual solicitaron información, luego de la reunión del 15 de agosto. Después pasaron a un plano de gestión del conflicto, de confrontación, organizando un cabildo, donde toman determinaciones, pese a la convocatoria a un diálogo técnico del Gobierno, que inicialmente aceptaron de forma pública.

“Vuelven a fojas cero y ahora no solo condicionan una serie de aspectos que tienen que ver con la reunión técnica, sino que ya prácticamente no hay diálogo, lo rechazan e incluso preparan un borrador del decreto supremo de abrogación del Decreto 4670, que establece la realización del censo en 2024”, explicó Siles.

Después de hacer notar a la población que hasta la fecha la UAGRM no presenta una justificación técnica de su propuesta para respaldar la exigencia de realizar el Censo en 2023, usan el tema como “pretexto y argumento” para perturbar el gobierno del presidente Luis Arce. //Periódico Ahora El Pueblo

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva