Cuba y Rusia consolidan relaciones a pesar de los falsos tambores de guerra

Compartir

Mientras algunos titulares de prensa insisten en vaticinar un eventual e imaginario escenario de guerra global, con supuestas armas y tropas rusas acantonadas en Cuba, los presidentes Díaz-Canel y Putin mantienen un permanente flujo de comunicación, centrados en la cooperación y la tradicional amistad que une a ambos pueblos.

Este lunes 24, ambos mandatarios volvieron a sostener una conversación telefónica, donde se abordó la futura coordinación internacional entre Moscú y La Habana, de acuerdo a los comunicados emitidos por ambos Gobiernos.

Durante el diálogo, Díaz-Canel y Putin examinaron este punto en conformidad con los principios de la cooperación estratégica y las tradiciones de amistad y entendimiento mutuo entre los dos países, según los reportes oficiales.

A su vez, los líderes de Cuba y Rusia reafirmaron la disposición de trabajar estrechamente para fortalecer las relaciones bilaterales y acordaron intensificar los contactos en diversos niveles, con el objetivo de ampliar la cooperación en comercio, economía e inversión.

Rusia ha sido clave en el apoyo a la isla, que sufre una aguda crisis económica, marcada por el desabastecimiento y la falta de liquidez financiera, y que además se ve agravada por los efectos de la pandemia del COVID-19, la crisis global que sacude al mundo y por el recrudecimiento de las sanciones impuestas por EEUU como parte del bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a La Habana desde hace más de 60 años.

Cooperación rusa

La ayuda brindada a Cuba por Rusia ha sido esencial y significativa durante la pandemia del COVID-19, que puso a prueba las capacidades de resistencia del sistema de salud de la isla durante 2021.

Como respuesta a esta crisis sanitaria, desde julio de 2021 se abrió un puente de ayuda humanitaria entre Moscú y La Habana, principalmente de alimentos, medicinas e insumos médicos, incluyendo concentradores de oxígeno, ventiladores pulmonares, jeringuillas y diversos medicamentos deficitarios en los hospitales de la isla.

Impacto de Rusia en la economía cubana

Según expertos, el año 2020 fue de muy poca actividad en el intercambio bilateral Moscú-La Habana, teniendo en cuenta las condiciones determinadas por la pandemia del COVID-19 y las contracciones de la economía global, a lo que sumó el efecto negativo de las más de 240 sanciones impuestas a Cuba por EEUU en los últimos cuatro años.

Pero estos inconvenientes no han frenado la intención de ambos países de incrementar la cooperación en diferentes escenarios económicos, entre ellos el transporte, en particular el ferrocarril, y el sector de la generación de energía, sobre todo en la generación térmica y el uso de los combustibles nacionales.

«Los planes de cooperación bilaterales son grandes, pero no solo hablamos de los planes, sino de un paquete de proyectos bien avanzados y elaborados que están incluidos en los programas de cooperación», comentaba el pasado 8 de abril a Sputnik el representante comercial ruso en Cuba, Alexandr Bogatir.

«Todos los proyectos que hemos elaborado y fijado en nuestros planes bilaterales siguen vigentes; sin embargo, el cronograma de la implementación de los mismos tiene que reajustarse a las realidades económicas actuales», añadió entonces el funcionario ruso.

La Habana y Moscú trabajan además por agilizar la cooperación en la industria farmacéutica, salud pública, metalurgia, y la modernización y mantenimiento de los aviones rusos que emplea la compañía aérea Cubana de Aviación.

Otro de los proyectos que avanzan en la isla es el proyecto petrolero que ejecuta la compañía rusa Zarubezhneft en los yacimientos del bloque ubicado en Boca de Jaruco (a unos 40 kilómetros al este de La Habana) donde según Bogatir «se muestran buenos resultados y donde están creadas todas las condiciones para seguir trabajando y ampliando los trabajos de levantamiento y recuperación asistida».

En la agenda de cooperación se prevé incrementar los suministros a Cuba de fertilizantes para la agricultura, metales, trigo, entre otros renglones, donde Rusia ha expresado su disposición de ayudar.

Las autoridades rusas han calificado a la isla caribeña como un «socio estratégico», una condición que prevalece y se reafirma en estos periódicos intercambios al más alto nivel entre ambos países.

Vía: Sputnik

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva