Cultivos de coca en Reservas Naturales crecieron un 44% en el gobierno de facto

Compartir

En 2020, la erradicación fue paralizada por 178 días y se exterminaron casi 2.000 hectáreas, cuando el promedio era de 8.000 en anteriores años.

La Directora del Observatorio de Seguridad Ciudadana y Lucha Contra las Drogas del Ministerio de Gobierno, Gabriela Reyes, se refirió al Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca realizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), señalando los “resultados nefastos” obtenidos durante la gestión del Gobierno de Facto en la lucha contra el narcotráfico y la erradicación de cultivos excedentarios.

“Se ha dejado la erradicación por 178 días durante el 2020 y solo se han erradicado 2.177 hectáreas en todo el año. Nosotros como Gobierno Nacional, a pesar de las dificultades que hemos tenido, ya estamos erradicando más de 5.100 hectáreas y nuestra meta es erradicar 9.000 hectáreas”, aseveró Reyes en su intervención con la prensa.

Enfatizó que el informe emitido por la UNODC es una fotografía de la gestión 2020 donde se pudo evidenciar datos desfavorables en cuanto al combate contra la producción de drogas y la erradicación de plantaciones excedentarias de coca, reafirmó que durante la administración de Añez no se garantizaron los recursos logísticos necesarios para alcanzar resultados positivos.  

En ese sentido dijo que en los últimos 10 años el promedio de erradicación de cultivos de coca era de 8.000 hectáreas sin embargo el 2020 solo se alcanzaron a exterminar poco más de 2.000 hectáreas, lo que significaría una reducción significativa con respecto a gestiones anteriores.

Asimismo, manifestó que durante el Gobierno de Facto se acrecentaron en un 44% los cultivos de coca en Parques y Reservas Naturales, espacios ecológicos protegidos que son de difícil acceso para las fuerzas del orden debido a la compleja logística que se requiere para su incursión.

“El modelo boliviano tiene dos aristas, una es la erradicación concertada que es lo que se aplica por ejemplo en el trópico de Cochabamba (…) y la erradicación en los parques naturales que no es concertada porque ahí la producción de hoja de coca no es autorizada”, sentenció Reyes.  

También señaló que se implementa una política comercial de la coca donde se prevé que los precios de la hoja sean elevados ello para obstaculizar la obtención de la misma por asociaciones criminales que producen cocaína, es por ello que se explica el ingreso de coca del hermano país del Perú ya que tendría un precio mucho más bajo.       

Finalmente se refirió a los programas de Desarrollo Alternativo, que se implementaron en los gobiernos neoliberales, mismos que condicionaban a los productores a la erradicación de sus cultivos de coca, sin embargo, el actual modelo boliviano resulta complementario ya que se incentiva el mercado de diferentes productos alternativos como el palmito, plátano, la piscicultura, entre otros.

Red Central/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva