Disputas entre Camacho y Costas muestran el pasanaku del poder en Santa Cruz

Compartir

Cuando aún está en plena investigación en escándalo de los 800 ítems fantasmas en Santa Cruz, otro hecho de megacorrupción estremece a los cruceños. La ultraderecha acusó a los representantes de la vieja derecha de malversar Bs 700.000 en la Gobernación de Santa Cruz, disputa que desnuda el “pasanaku” entre la élite oriental, dijo el asambleísta Hugo Valverde.

El representante departamental, entrevistado en el programa “Contragolpe”, de radio Patria Nueva, dijo que ese entramado incluye lazos “oscuros” que permitieron que varios ejecutivos municipales que trabajaron en la gestión teñida por los ítems fantasmas, ahora extrañamente trabajen también junto al gobernador cruceño Luis Fernando Camacho.

Además, la Gobernación cruceña solicitó la renuncia de Valeria Rodríguez, principal denunciante del escándalo de corrupción de los ítems fantasmas.

“Es una pelea entre ellos”, dijo el asambleísta Valverde, quien recordó que no fue el MAS-IPSP el que inició la espiral de denuncias de corrupción municipal sino fue Rodríguez, quien formuló las acusaciones en el marco de un juicio de repartición de bienes con su exesposo, Antonio Parada.

El asambleísta dijo que se solicitó a la Fiscalía y a la Procuraduría que se investigue los lazos por los cuales la Gobernación cruceña contrató al mismo personal municipal que estuvo en las gestiones de Ángelica Sosa y Percy Fernández en las que se denunciaron los ítems fantasmas.

Dijo que esos intercambios de personal, así como las denuncias de corrupción en la Gobernación, muestran que hay un “pasanaku total”, entre los grupos de poder cruceño, es decir entre las logias Caballleros del Oriente y Toborochi, indicó.

La Gobernación cruceña presidida por Luis Fernando Camacho, denunció que la anterior gestión de Rubén Costas malversó Bs 700.000 destinados a combatir el COVID-19 para favorecer en publicidad y propaganda a sus candidatos políticos.

En respuesta, Roly Aguilera, exmano derecha de Rubén Costas, dijo que Camacho está utilizando la estrategia de la “cortina de humo”, es decir de la distracción.

Aguilera manifestó a El Deber que en la gestión de Camacho “tienen la osadía de decir que es publicidad fantasma, cuando su gestión es fantasma, no pasa nada».//ABI

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva