EJÉRCITO DE CHILE ESPIABA COMUNICACIONES MILITARES DE PERÚ Y BOLIVIA

Se investigaba un robo y, en el lugar del botín, encontraron el material comprometedor.
Compartir

Escándalo en Chile

Salió a la luz un proyecto secreto del Ejército de ese país que pondría en peligro las relaciones internacionales que tiene con Perú y Bolivia.

Todo inició con el rastreo en 2014 de unas «cremas cosméticas de alto valor» que fueron robadas de la institución castrense. La Policía de investigaciones del país sureño, que estaba a cargo del caso, encontró el botín en la casa del teniente Maximiliano Arancibia, que era parte del Pelotón de Guerra Electrónica (Comint).

Lo sustraído estaba en la misma habitación de Arancibia, donde además ubicaron un disco duro y un pendrive. Cuando se revisaron ambos archivos informáticos, encontraron el proyecto denominado ‘Caliche’, el que se habría ejecutado con el fin de «husmear las comunicaciones de países limítrofes, principalmente de Perú y Bolivia».

Lo recopilado era llevado al «Centro de Fusión de Inteligencia Conjunta Norte (Cenficnor)». Así lo informó BioBioChile.

En el poder de Arancibia se encontró 7,004 carpetas, con 72,213 archivos calificados que estaban segmentados entre los secretos y los de «alta sensibilidad militar». El investigado negó ser espía, pero aceptó ser «negligente» al almacenar este material.

Finalmente, Arancibia fue condenado a cuatro años de prisión por este caso. La Corte Suprema de Chile, sin embargo, aún tiene en curso el proceso. Por su parte, el abogado del imputado, Arturo Yussef, señaló que su patrocinado es un «perseguido».

Fuente: Expreso Perú (https://bit.ly/3NR57hV)

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva