Gobernación de Santa Cruz y Comité Cívico ultrajan símbolos patrios, y repiten actos de racismo y discriminación

Compartir

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima Magne anunció este viernes que se presentará una querella penal en contra de quienes cometieron agravio a símbolos patrios, y actos de racismo y discriminación durante los actos protocolares por la gesta libertaria de Santa Cruz; y denunció un acto separatista cometido por parte de la Asamblea Departamental liderada por el partido del Gobernador Fernando Camacho, al haber incurrido en la suplantación de competencias nacionales.

“Como es de conocimiento público, hoy en la mañana en Santa Cruz se ha registrado el ultraje a los símbolos patrios, hecho que se constituye en un delito de orden público; por eso el Gobierno nacional se va a constituir en querellante y ha iniciado las investigaciones correspondientes con respecto al artículo 129 del Código Penal”, anunció el titular de Justicia en conferencia de prensa.

Lima subrayó que los hechos de ultraje a símbolos patrios, y de racismo y discriminación registrados hoy en el acto de conmemoración de los 211 años de la gesta libertaria de Santa Cruz, representan delitos penales que serán denunciados por esta cartera de Estado y que van en concordancia a un acto separatista impulsado por Camacho. Remarcó que los mismos representan delitos penales que serán denunciados por esta cartera de Estado y anunció que se presentará una querella en contra de quienes los cometieron.

Seguidores de Luis Fernando Camacho bajaron la tricolor para colgar la bandera del patujú.

“Como es de conocimiento público hoy en la mañana en Santa Cruz, se ha registrado el ultraje a los símbolos patrios, hecho que se constituye en un delito de orden público; por eso el Gobierno nacional se va a constituir en querellante y ha iniciado las investigaciones correspondientes con respecto al artículo 129 del Código Penal”, anunció el titular de Justicia.

Durante el acto central realizado este viernes, autoridades departamentales dieron la orden de bajar del mástil la bandera Tricolor y la Wiphala que minutos antes habían sido izadas por el presidente en Ejercicio, David Choquehuanca. Posteriormente, los símbolos patrios se vieron arrancados y ultrajados.

El Presidente en Ejercicio ante la evidencia de la falta de la bandera Wiphala en los mástiles, sujetó la misma en el mástil en el que sería izada la Tricolor.

Los agresores a los símbolos patrios y a la dirigencia del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) han violado el artículo 129 del Código Penal y la Ley 045 Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, detalló.

El artículo 129 del Código Penal referido al ultraje a los símbolos nacionales, señala que el que ultrajare públicamente la bandera, el escudo o el himno, será sancionado con reclusión de seis meses a dos años.

De acuerdo al artículo 6 de la Constitución Política del Estado de 2009, son banderas del Estado, la Tricolor y la Wiphala, las mismas que deben ser izadas en todo acto oficial.

También se incurrió en actos de racismo y discriminación, tipificados por la Ley 045, no se permitió que las altas autoridades nacionales hagan uso de las palabras de salutación y fueron excluidas del acto protocolar. 

El presidente cívico, Rómulo Calvo, conocido por emitir declaraciones racistas, dio la espalda a los asambleístas del Movimiento Al Socialismo, en el momento en que realizaban la ofrenda floral y en un acto de mofa roció alcohol luego del paso de los asambleístas.

El dirigente del Comité Pro Santa Cruz dio la espalda a los asambleistas del Movimiento al Socialismo.

Acto seguido, retiraron la Wiphala de la ofrenda entregada por el tata jiliri de CONAMAQ, Iver Valenzuela, quien luego fue desalojado a empujones y chicotazos de la plaza central; el acto de violencia física fue acompañado por gritos e insultos racistas y discriminatorios.

Luego un camarógrafo del canal estatal Bolivia TV, fue insultado y golpeado en el lugar.

“Hemos vuelto a vivir algo tan infame como la discriminación y la violencia contra hermanos bolivianos, es un delito de racismo lo que se hizo en contra el Tata Jiliri del CONAMAQ y vamos a constituirnos en parte de la acción penal contra los autores”, declaró la autoridad.

Actos similares de racismo y discriminación se registraron en 2019, los mismos fueron observados con preocupación por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) en su informe presentado recientemente.

“No se va a tolerar ningún acto de racismo ni de discriminación, ninguna afrenta en ninguna plaza del país, con golpes, con insultos y con agresiones a ningún boliviano, no existen territorios vedados para las y los ciudadanos de Bolivia. Lo ocurrido en la mañana de hoy en Santa Cruz, no es admisible ni tolerable y va a merecer el inicio de acciones penales”, manifestó.

Red Central/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva