Gobierno comenzó la desarticulación de las «organizaciones criminales» que causaron miedo y terror en 2019

Compartir

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó que se dio inicio a una investigación de los grupos Resistencia Juvenil Cochala (RJC) y Unión Juvenil Cruceñista (UJC) tras ser identificados por el GIEI como protagonistas de la vulneración de los Derechos Humanos en 2019, y confirmó que ambas bandas serán desarticuladas.

«Hemos iniciado esta tarea porque se actuaron como una organización criminal. Actualmente, Yasir Molina (de la RJC) está detenido en Chuquisaca por formar parte de una organización criminal y Bascopé también está detenido por tráfico ilícito de drogas. Así podríamos citar a varias personas como de la Unión Juvenil Cruceñista, siete jóvenes cruceños que estaban yendo a un cabildo indígena, con municiones de fuego con indumentaria de la policía, identificados por la policía caminera y están guardando detención. Estamos trabajando en la desarticulación de estas organizaciones que han causado miedo y terror en 2019», informó Del Castillo en una entrevista con Red Patria Nueva.

Son varias las denuncias que el GIEI recabó de la población, tanto en Cochabamba y Santa Cruz, donde operaron estas dos organizaciones. Entre los relatos destacados por el Ministro de Gobierno están: «en Cochabamba, en una marcha pacífica de grupos indígenas originarios que estaba protestando, un señor, que estaba con un megáfono, fue golpeado por la Resistencia Juvenil Cochala y hasta lo pisan con una motocicleta. Cuando el hombre logra levantarse, se le acerca el que lo embistió y se presenta como Yasir Molina».

«En la plaza 14 de Septiembre, cuando mujeres indígenas se aglomeraron de manera pacífica, sin generar ningún tipo de violencia, llega una policía mujer y al medio de la plaza lanza un gas lacrimógeno generando desmayos incluso en niños. Cuando las afectadas quieren alejarse, en las esquinas de la plaza están los miembros de la Resistencia Juvenil Cochala con palos, petardos… Es decir que ya había una coordinación parapolicial», mencionó.

Sectores de extrema derecha salieron en defensa de la RJC y la UJC presentándolos como «organizaciones pacíficas», pero «el informe del GIEI dice que pese a declararse un grupo pacifista son todo lo contrario». «Todas y todos los bolivianos pueden ejercer su derecho de reunirse libremente porque son derechos que tienen las personas, sin embargo, cuando se reúnen con fines ilícitos, van a ser detenidos como manda la normativa vigente», aseguró la autoridad.

ecl/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva