JUANA Y ÁNGEL SON DOS PADRES ABNEGADOS QUE HOY TIENEN UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Compartir

Juana es una señora de la tercera edad que vive junto a su esposo Ángel. Ambos tenían un negocio de lavado y limpieza de vehículos en la ciudad de El Alto, lamentablemente tuvieron que vender sus equipos, debido a que su hijo fue afectado por el Covid-19.

Los pulmones del hijo de Juana y Ángel no pudieron aguantar a pesar de los esfuerzos que hicieron los padres y el año 2020, falleció. Si la situación ya era difícil, a esta triste pérdida se sumaron los problemas gástricos que tenía su otra hija, Helen, recién salida del colegio, por lo que tuvieron que vender el lugar y lo que restaba de su emprendimiento de lavado y limpieza de vehículos para pagar los gastos clínicos.

La salud de Helen era su prioridad y lograron que se establezca. Ahora, ambos empezaron de nuevo siendo cuidadores de vehículos, en la zona de Sopocachi.

Al conocer esta situación, la Unidad de Acción Comunitaria y Gestión Solidaria, del Ministerio de la Presidencia, logró reponer muchos de sus gastos equipando su vivienda y estando al pendiente de la salud de Helen.

«Si algo yo admiro, es el corazón para levantarse de mi esposa, yo nunca la voy a dejar. Al final lo importante es la salud, después todo viene y yo sé que así nos vamos a volver a poner bien. Agradezco este apoyo, que para nosotros es un alivio, no saben cuánto», comentó don Ángel. //Unidad de Acción Comunitaria y Gestión Solidaria

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva