Marcha por la justicia: Madres llevan a su bebé en un brazo y la fotografía de un familiar fallecido en el otro

Compartir

Heridos, adultos mayores y madres, conforman la movilización que se dirige a La Paz en demanda de justicia y cárcel para los autores intelectuales y materiales del golpe de Estado, que provocó la muerte de 38 personas y dejó centenares de heridos, además de víctimas de torturas y persecuciones.

Entre las historias de vida de esta manifestación, están de aquellas madres, hermanas e hijas que están en la carretera con su bebé en un brazo y una fotografía de un ser querido en el otro.

«Mi hermano murió masacrado con cinco disparos, estamos en otro día de marcha, pero no nos importa, vamos a llegar hasta las últimas consecuencias. Ya nos mataron en vida asesinando a nuestros seres queridos», dijo una de las madres que está con su bebé de dos meses. «Mi herida está abierta, pero no me importa, quiero justicia», añadió.

Este jueves 21 de octubre se cumplió el tercer día de la denominada marcha por la justicia por las masacres de Senkata y Sacaba. La caminata comenzó en Caracollo, el pasado martes y hoy arribó a Patacamaya, a 87 kilómetros de la ciudad de La Paz.

Cada jornada, los integrantes de la manifestación sienten las secuelas del largo recorrido. Muchos de ellos tienen secuelas de la represión de los uniformados que, hace un año y 11 meses, actuaron en contra del pueblo por órdenes del gobierno de facto. Pese a esto, se mantienen firmes en su propósito de llegar a la sede de gobierno y presentar su pliego petitorio al Gobierno nacional.

“No tengo miedo, ya me han baleado y no voy a descansar ni un segundo, voy a marchar hasta conseguir justicia”, mencionó otro de los entrevistados por Red Patria Nueva.

Dolor en los pies a consecuencia de las ampollas, insolación y deshidratación, son los malestares en común que presenta la mayoría de los integrantes de esta movilización. Para contrarrestar esta situación, desde su partida reciben apoyo de la población, que mostró una vez más mostró su solidaridad.

“Ampollas me han salido, pero así voy a llegar a La Paz. Grave está mi pie”, dijo la señora Natividad, mientras se curaba así misma las heridas en su pie derecho con un remedio natural.

El recorrido de este viernes, de la marcha por la justicia, será desde Patacamaya hasta Ayo Ayo. Aún queda mucho camino por recorrer, pero las víctimas y heridos de las masacres están decididos a llegar a la sede de gobierno.

«Nosotros solo queremos justicia, que vayan presos todos los que nos han masacrado», dijo Jesús Calle, una de las víctimas de la Masacre de Senkata, quien afirmó que la columna está conformada por los heridos, torturados, viudas y huérfanos de los fallecidos en los hechos luctuosos del 2019.

ecl/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva