Más de 40 mil empleos directos y 100 mil indirectos se generarán con el FARIP

Compartir

El Fideicomiso está reglamentado y a disposición de los gobiernos subnacionales para reanudar las obras paralizadas.

El presidente de la Comisión de Planificación y Política Económica de la Cámara de Diputados, Omar Yujra, informó que las alcaldías y gobernaciones están en la capacidad de acceder a los fondos del Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de Inversión Pública (FARIP) y concretar el objetivo central de retanudar las obras públicas y, sobre todo, generar fuentes de empleo.

“Ahora que está reglamentado por Decreto Supremo, los gobiernos subnacionales pueden tomar estos fondos para reanudar los proyectos que fueron paralizados no por un tema técnico sino por un tema ideológico. Son 2.000 millones de bolivianos para reactivar las obras paralizadas por el gobierno de facto”, declaró a Red Patria Nueva.

De acuerdo con estimaciones del Ministerio de Economía, el FARIP generará entre 40.000 y 50.000 empleos directos y hasta 100.000 indirectos “dependiendo de la dinámica regional que se pueda mover en los proyectos”, se lee en un comunicado de la institución.

“Aquellas entidades que no pudieron continuar con el pago a las contrapartes pueden acceder al FARIP y de esta manera ir avanzando en sus obras. Cada una de las alcaldías y gobernaciones tiene que adherirse a este fondo para concluir sus proyectos, que a la vez generarán fuentes de empleo y un importante movimiento económico”, sostuvo.

Para la constitución del Fideicomiso, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, transferirá recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) al Ministerio de Planificación del Desarrollo por un monto de hasta Bs 2.000.000.000, para que el Ministerio de Planificación del Desarrollo constituya el FARIP con la finalidad de otorgar créditos en favor de las Entidades Territoriales Autónomas, para financiar contrapartes locales de proyectos de inversión pública, que cuenten con financiamiento externo y/o interno, que sean concurrentes con el nivel central del Estado.

El Ministerio de Planificación del Desarrollo, en su condición de fideicomitente, suscribirá un contrato de fideicomiso y transmitirá de manera temporal y no definitiva al Fondo Nacional de Desarrollo Regional – FNDR, en su calidad de fiduciario los recursos señalados.

Con la implementación de esta medida, los gobiernos sub-nacionales tienen la posibilidad de aportar recursos para la conclusión de los proyectos de inversión pública concurrentes que fueron paralizados por falta de la contraparte local.

ecl/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva