MURILLO BUSCA A ESTRAMBASAGUAS PARA LAVAR SU IMAGEN Y PEDIR INTERCAMBIO

Compartir

Arturo Murillo y Alejandro Estrambasaguas, dos actores políticos y brazos operativos del golpe de Estado de 2019, volvieron a la escena pública tras una misiva que el primero envió al supuesto periodista español para que interceda en un «intercambio» de prisioneros: la «cabeza» de Murillo por la de Jeanine Añez.

«Desde el sitio en el que se encuentra, la Prisión Federal de Miami, el que fuera ‘hombre fuerte’ durante un año en Bolivia ha remitido una carta a este periódico en la que pone en bandeja su cabeza. Acepta un intercambio de prisioneros voluntario y volver a Bolivia, como pide el actual presidente boliviano, Luis Arce, pero pone dos condiciones: que la ex presidenta Áñez sea liberada y le otorguen arresto domiciliario y, al mismo tiempo, que las autoridades bolivianas manden a EEUU a Maximiliano Dávila, ex jefe policial de Evo Morales, acusado por el Departamento de Estado de EEUU de narcotráfico», se lee en una publicación del diario que maneja Estrambasaguas.

En la publicación, difundida por okdiario.com, el supuesto periodista Estrambasaguas intenta liberar de responsabilidad penal a Murillo (acusado de soborno y lavado de dinero por la justicia de Estados Unidos) y menciona que el exministro de Gobierno «está acusado de un presunto delito económico del que, por el momento, no se ha dado a conocer ninguna prueba», omitiendo que la defensa del ex pez gordo del gobierno de facto posterga cada vez la audiencia que determine su futuro legal.

«Hay una desesperación porque ellos son conscientes de todo lo que pasó el 2019. Leímos la carta de Murillo y es importante hacer un análisis para que las masacres de Sacaba, Senkata, El Pedregal; los hechos de narcotráfico, de corrupción del gobierno de facto no queden en la impunidad», consideró el diputado Froilán Mamani, al ser consultado al respecto.

ecl/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva