Piden reformar las FFAA y Policía para que respondan al pueblo y dejen de ser «títeres» de sectores conservadores

Compartir

El exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, respaldó la reforma de las instituciones que administran la justicia y protección del país, especialmente de la Policía y Fuerzas Armadas. Esta iniciativa es una de las recomendaciones que el GIEI Bolivia resaltó en su informe final de las vulneraciones a los derechos humanos entre septiembre y diciembre del 2019.

«Coincido con los expertos independientes respecto de dos grandes deudas que tiene nuestra democracia y que tienen que ver con el sistema penal boliviano, que tiene gravísimas fallas estructurales desde hace décadas, y la reforma de las Fuerzas Armadas y Policía es otro capítulo fundamental para construir democracia», dijo en una entrevista con Red Patria Nueva.

Quintana hizo énfasis en los uniformados por su rol en el golpe de Estado del 2019, en la que (los policías) se amotinaron y (los militares) «sugirieron» la renuncia al entonces presidente Evo Morales. «Tenemos Fuerzas Armadas y Policía con una mentalidad, una lógica colonial, son instituciones que han sido formadas y obedecen a patrones de comportamiento externos, no responden a la defensa de la soberanía nacional, no son fuerzas armadas preparadas para ejercer esta función que es la defensa del Estado», afirmó.

En su informe final, el GIEI Bolivia indicaron que los uniformados, de forma separada o en operativos conjuntos, usaron la fuerza de modo excesivo y desproporcionado, y no previnieron adecuadamente los actos de violencia; dejaron desprotegidos a los ciudadanos y ciudadanas e incumplieron su rol constitucional.

«La Policía es igual, está profundamente dañada por la corrupción, dañada por una cultura sediciosa, extorsiva, que le hace daño irreparable al ciudadano. En los 30 años últimos no hubo una institución, en América Latina, que se haya insubordinado, que se haya levantado en armas. Tenemos a la policía más indisciplinada y las más sediciosa», comentó.

En los últimos 30 años no hubo una institución, en América Latina, que se haya insubordinado, que se haya levantado en armas. Tenemos a la policía más indisciplinada y la más sediciosa

Juan Ramón Quintana, exministro de la Presidencia

Quintana espera que la recomendación del GIEI Bolivia, en cuanto a la reforma de estas instituciones, se realice de manera profunda «para cambiar la mentalidad de estas instituciones, para que se sometan al orden constitucional y dejen de ser títeres de intereses políticos ultraconservadores o a intereses extranjeros. Son una amenaza a la convivencia de la sociedad, al orden constituido, a la democracia y tenemos que hacer enormes esfuerzos para transformar estas instituciones golpistas, sediciosas, colonizadas que requieren ponerse al día con la profunda democratización que el país está experimentando», sostuvo.

ecl/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva