PRADA: LÍDERES DEL PARO TIENEN LAS “MANOS MANCHADAS DE SANGRE”; 4 MUERTOS, VIOLACIÓN GRUPAL Y 178 HERIDOS

Compartir

Con videos se respaldó las denuncias de noches y tardes de “terror” que caracterizan el paro cívico en Santa Cruz. La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, afirmó que los líderes de la presión tienen las “manos manchadas de sangre”, por cuatro muertos, una violación grupal y 178 heridos en 20 días de paro.

Del balance de 20 días de paro no estuvo ausente el daño económico. La cifra de daño económico escaló a los $us 720 millones, monto que continuará ascendiendo en la medida que continúe el paro indefinido declarado por el gobernador Fernando Camacho y el cívico Rómulo Calvo exigiendo adelantar el censo sin respaldo técnico.

“Las afirmaciones del gobernador, del presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz y de otros grupos violentos que se han desplazado por la ciudad de Santa Cruz generando terror, fundamentalmente en las tardes y noches cruceñas, respecto a la radicalización de esta medida, a la violencia y a muertos, se ha cumplido, estas personas son las responsables y quienes tienen manchadas sus manos con sangre del pueblo”, denunció en una conferencia de prensa.

Una de las primeras muertes se dio en Puerto Quijarro, en el primer día del paro, se trataba de una persona que exigía su derecho al trabajo, fue asesinada a golpes. En la ciudad de Santa Cruz ocurrieron el resto de muertes, entre ellas de un mototaxista que se degolló con un alambre, como parte de los bloqueos, extendido de un extremo a otro de una vía.

También se denunció la violación múltiple de una menor y de decenas de heridos en los puntos de bloqueo cívico. Los bloqueadores no dejaron pasar ambulancias en estos días y en muchos lugares se dedicaron a consumir bebidas alcohólicas, además de cobrar para permitir el paso.

“Estas situaciones no pueden normalizarse, no pueden invisibilizarse, no se puede mostrar solamente la cara bonita del paro –de churrasco, de piscinas, de cantos y confraternizaciones- y no mostrar lo que estamos viendo en noches y días de terror contra quienes quieren desplazarse a comprar sus alimentos, a sus trabajos, quienes se suben a micros para poder trabajar; transportistas, familia gremial y muchas familias cruceñas”, cuestionó.

Prada demandó que se haga justicia contra toda violación de derechos humanos, para sentar un precedente de forma que “nunca más vuelvan a repetirse bajo el eslogan de paro cívico”.

Este jueves se cumplió 20 días de paro convocado por Camacho, Calvo y el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, que se caracteriza por la violencia, discriminación y racismo como lo ocurrido en Concepción con el pueblo ayoreo, amenazado con ser expulsado de su tierra.

Camacho y calvo coincidieron en amenazar con radicalizar las protestas en su exigencia de adelantar el censo, pese a que una comisión técnica concluyó que puede reducirse en un mes la fecha y realizarlo entre marzo y abril de 2024.

Prada aseguró que el gobernador, excívico y actor central de la crisis y golpe de Estado de 2019, “fracasó” en su pulseta con el pueblo.

“La pulseta del gobernador no se ha la ha hecho a nuestro gobierno, se la ha hecho al pueblo cruceño, a ese pueblo que día a día trabaja por el crecimiento del departamento, y esa pulseta al pueblo cruceño trabajador es en la que ha fracasado, porque en lugar de dar mejores días, solamente ha generado muerte, dolor, hambre, pobreza, racismo, discriminación y violencia”, afirmó.

Camacho en ningún momento se pronunció sobre los hechos específicos de violación de derechos humanos. //Agencia Boliviana de Información

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva