Presidente Arce priorizó la salud y vida del pueblo boliviano

Compartir

El presidente de Estado, Luis Arce Catacora, que asumió el Gobierno el 8 de noviembre de 2020, con el 55% de apoyo del pueblo boliviano en las elecciones generales, priorizó la salud y vida de su pueblo ante la presencia de la pandemia del COVID-19, recuperando así el derecho a la salud.

Desde el inicio de su gestión, el mandatario, junto al Ministerio de Salud y la Cancillería, realizaron las gestiones necesarias para adquirir los inmunizantes, pruebas anticovid, medicamentos, insumos de bioseguridad y equipamiento, oxígeno y contrató personal médico.

Ante la demanda en el mundo de las vacunas, se hizo complicado adquirir las dosis en una sola partida y de un solo fabricante, es así que el 29 de enero de esta gestión se dio inicio a la campaña de vacunación en el país y esto a su vez marcó el comienzo de la campaña “dosis de esperanza”. El primer lote de 20.000 dosis que arribó al país fue de la vacuna rusa Sputnik V, iniciando la inmunización al personal de salud que está en primera línea en enero.

Según el Ministerio de Salud y Deportes, a diferencia del Gobierno de facto, la gestión del presidente Luis Arce invirtió Bs 124 millones y gestionó donaciones por un monto de Bs 6,6 millones para dotar de equipos de bioseguridad al personal de primera línea que lucha contra la pandemia del COVID-19; se instaló 18 laboratorios para realizar las Pruebas de Amplificación de Ácidos Nucleicos (PAAN) por el método de PCR-RT.

La Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM) invirtió Bs 317 millones en contratos de personal, destinados a la lucha contra el COVID-19. También, se instalaron 37 plantas generadoras de ese insumo vital en hospitales de segundo y tercer nivel, además de otro equipamiento que demandó una inversión de Bs 168,2 millones.

El Ministerio de Salud afirmó que Bolivia gestionó la provisión de más de 18 millones de dosis para cubrir a la totalidad de la población vacunable de 7.617.519, para alcanzar la inmunidad de rebaño en lo posible hasta fin de año.

El país posee “una canasta de vacunas”, de los proveedores: Sputnik V, Sinopharm, AstraZeneca, Pfizer y Janssen.

La inmunización se inició con población priorizada, es decir, el personal de salud, personas con enfermedad de base de 18 a 59 años y población de 60 años en adelante; paulatinamente, se avanzó con otros grupos etarios, de 50, 40 y 30 años. En julio, se extendió a personas desde los 18 años y en octubre se amplió a los adolescentes de 16 y 17 años, además de disponerse la tercera dosis de refuerzo.

El Ministerio de Salud, desde inicio de gestión, promovió el plan integral de vacunación 2021, basado en cuatro ejes: diagnóstico oportuno, masivo y gratuito; vacunación voluntaria, gratuita y equitativa; coordinación con todos los niveles del Estado; y vigilancia epidemiológica activa, y ante todo está centrada en la prevención y promoción de la salud.

“Estamos centrados en nuestra estrategia la prevención de la enfermedad, en la promoción de la salud, en un diagnóstico precoz, oportuno, gratuito, un tratamiento que tiene las mismas características, tratamiento precoz, gratuito y oportuno que evite dolor y sufrimiento a las familias bolivianas”, afirmó la autoridad en su intervención en la reunión con gobiernos subnacionales realizado en La Paz el 28 de octubre.

El Gobierno fortaleció el Sistema Único de Salud (SUS) que se implementó mediante la Ley 1152, que es un hito en la historia del país, porque a través de ésta creó el SUS para atenciones gratuitas en salud en los tres niveles.

Esta gestión, el Gobierno nacional entregó recursos económicos a las nueve gobernaciones por más de Bs 230 millones y a octubre la ejecución de esos recursos alcanzó al 50%. Las autoridades de salud recomendaron acelerar la ejecución de dichos recursos para contener la cuarta ola de la pandemia que ya está en el país, pero de forma lenta y controlada.

Según proyecciones del Ministro de Salud, Jayson Auza, “hasta diciembre de este año (se llegará) con primeras dosis entre el 88 al 93 por ciento de la población total vacunable”.

ABI

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva