Por su lucha, Presidente pide que 22 países reconozcan a los pueblos originarios

Compartir

Durante la inauguración de la XV Asamblea del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), en La Paz, el presidente Luis Arce denunció ante los países miembro y representantes de pueblos indígenas presentes de las consecuencias del golpe de Estado del 2019, sobre todo en contra de aimaras y quechuas.

El FILAC está constituido por 22 países, 19 de América Latina y el Caribe, además de tres Estados extra-regionales, entre ellos Bélgica, España y Portugal.

“Debemos poner en evidencia que Bolivia sufrió un golpe de Estado que llevó a un atentado contra la democracia y los derechos de los pueblos indígenas. Consumó persecuciones, discriminación, vejámenes, humillaciones, torturas y generando la muerte de más de 37 hermanos, la mayoría de ellos hermanos aimaras y quechuas», dijo en su alocución.

Arce destacó que tal como fue la población que más sufrió la irrupción constitucional del 2019, los indígenas originarios campesinos también fueron quienes se movilizaron para recuperar la democracia en 2020, haciendo frente al régimen de facto.

“Fue la conciencia organización y movilización de nuestros pueblos lo que ha permitido rescatar la democracia y mediante elecciones nacionales se eligió un gobierno representativo con sentido popular. Insto, a los países miembro, que es tiempo de reconocer a nuestros pueblos y apuntar que nuestros Estados se saquen la coraza del mono culturalismo y anquilosamiento del colonialismo al cual fuimos sometidos», afirmó.

ecl/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva