Ruptura entre la Unión Juvenil Cruceñista y Rómulo Calvo

Compartir

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, generó el martes malestar y protestas entre cívicos e integrantes de la Unión Juvenil Cruceñista, grupo de choque, que pidió su renuncia.

Los hechos sucedieron después de que Calvo anunciara la suspensión del paro indefinido convocado desde el 8 de noviembre en rechazo a la Ley 1386 de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo, que fue abrogada ayer por el Ejecutivo.

“Levantamos el paro indefinido a partir de este momento”, aseguró el cívico anoche y así generó las protestas a tal punto que los miembros de la Unión Juvenil Cruceñista fueron hasta inmediaciones del comité para cuestionar la dedición e impedir la salida de cívicos de las instalaciones.

Cuestionaron que Calvo no haya tomado en cuenta a sus afines que demandaban un cabildo para evaluar la suspensión de las protestas. “¡Calvo vendido!”, fue el estribillo que coreaban en su descontento.

Desde el 8 de noviembre, cívicos, sobre todo, de Santa Cruz y Potosí, convocaron al paro indefinido para rechazar la Ley 1386 porque indicaron que afecta sus intereses.

ABI

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva