Víctima de la masacre de Sacaba: «Han llegado policías en motos y helicópteros, y balearon a todos, parecía película»

Compartir

Red Patria Nueva recogió el testimonio de una las personas que vivió una jornada trágica el 15 de noviembre de 2019.

Evangelina Ayala es una de las víctimas de la masacre en el puente Huayllani, en Sacaba, ya que desde que recibió el impacto de una granada de gas lacrimógeno en la mano y posteriormente fue ultrajada por policías, sufre de un nivel de discapacidad que le impide levantar cosas pesadas.

En una entrevista con Red Patria Nueva, la mujer recordó que aquel 15 de noviembre de 2019, era parte de las organizaciones que fueron interceptadas por los uniformados en Huayllani e impidieron que la manifestación pacífica llegue hasta la plaza 24 de Septiembre.

“Queríamos entrar con una marcha hacia la plaza 14 de Septiembre y cuando llegamos a Huayllani había decenas de policías, y militares, había tanques de guerra, hemos esperado media hora, luego llegaron más militares y ahí se ha alborotado todo y han comenzado a balearnos a todos”, recordó la mujer.

Entre los recuerdos que Ayala tiene de aquel día está el momento en que los policías la insultaron y agredieron solo por identificarse con la defensa del gobierno del expresidente Evo Morales.

“A mi mano llegó una granada de gas, me han golpeado, me han pegado hasta mi dinero me han quitado, no tenía ni para el pasaje. Cuando me iba al lado del puente, los policías me gritaron ‘carajo mierda para qué has venido. Has venido a defender a tu macho, a ese cabrón Evo has venido a defender. Ahora, carajo, aquí van a morir, ahora van a morir, ahora te vamos a violar’ y dos policías me comenzaron a golpearme”, relató la mujer.

Cuando me iba al lado del puente, los policías me gritaron ‘carajo mierda para qué has venido. Has venido a defender a tu macho, a ese cabrón Evo has venido a defender. Ahora, carajo, aquí van a morir, ahora van a morir, ahora te vamos a violar»

Evangelina Ayala, víctima de la masacre de Sacaba.

Tras lograr escapar de los uniformados, la mujer se escapó a sectores altos desde donde vio cómo los policías y militares disparaban sin compasión contra el pueblo movilizado.

“Cuando subí al monte, han llegado más policías en motos, en helicópteros, como en película. Yo he llorado, todos mis compañeros estaban muriendo. Cuando estaba arriba una señora me vio sangrar y me regaló 10 pesos para ir a hacerme curar, fui al hospital de Sacaba y no había lugar para nadie, la sangre chorreaba en las camillas. Pedí que me atiendan, pero atendieron primero a los que estaban grave”, manifestó.

Si bien al interior del hospital estaban los heridos, en puertas del nosocomio se había instalado una capilla para las víctimas fatales. “Afuera había una capilla donde estaban los fallecidos con los ojos abiertos, y seguían llegando movilidades con más heridos y fallecidos. Así fue nuestra lucha en Sacaba, no hemos molestado en ningún momento a los policías o militares”, contó.

Ayala participó este viernes en la marcha de los auto convocados que reúne a las víctimas y familiares de los fallecidos de las masacres del 2019. Estos sectores unificaron sus voces para exigir justicia por todas las vulneraciones que sufrieron durante el gobierno de facto.

“He sufrido mucho, así también han debido sufrir mis compañeros. No podía trabajar y me he curado buscando medicamentos económicos. Hoy estamos en La Paz, hemos venido por 10 días y si no nos escuchan vamos a retornar, pero no vamos a dejar que salga Añez, y Carlos Mesa, Jorge “Tuto” Quiroga, y todas esas personas tienen que entrar a la cárcel”, sostuvo.

ecl/rpn

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva