VOCERO: EL GOBIERNO NO PUEDE CEDER A ULTIMÁTUM NI CONMINTORIAS

Compartir

El gobierno nacional no puede ceder a un ultimátum ni a las conminatorias, dijo este sábado el vocero presidencial, Jorge Richter, en alusión al anuncio de la Cumbre Departamental de Santa Cruz, convocada por el gobernador Luis Fernando Camacho, de dar un plazo de cinco días al Órgano Ejecutivo para derogar el decreto que reprograma el Censo para 2024.

Si el gobierno no cede a las demandas de la Cumbre, hay la amenaza de iniciar un paro cívico el próximo 25 de julio.

Richter recordó que la decisión de diferir el Censo de Población y Vivienda hasta el primer semestre de 2024 se asumió en consenso con las autoridades de ocho departamentos del país, en el marco del Consejo Nacional de Autonomías (CNA.

“Censo con consenso no es un juego de palabras, sino viene del reglamento que rige a la ley de Autonomías. Cuando se reúne el Consejo, en todas sus discusiones, en todo el proceso consultivo que se realiza, tiene que asumir las decisiones, cuando las adopta, por consenso”, remarcó la autoridad de la Presidencia.

Enfatizó que Camacho tuvo la oportunidad de expresar la voz de Santa Cruz en la reunión del Consejo de Autonomías del pasado 12 de julio en La Paz, a la que asistieron gobernadores de ocho departamentos del país.

«Qué importante hubiese sido que Santa Cruz tenga una voz de representación desde la perspectiva del gobierno departamental en las deliberaciones que tuvo el Consejo, el haber tenido la posibilidad de trasladar las expectativas, las necesidades del departamento, las urgencias, la mirada que se tiene del Censo”, señaló en contacto con la prensa.

Destacó el esfuerzo de las autoridades regionales que llegaron a la reunión en Casa Grande del Pueblo, al contrario de Fernando Camacho, dijo, que justificó su ausencia al no encontrar supuestamente combinaciones aéreas a la ciudad de La Paz.

“(Las autoridades) viajaron por tierra para estar presentes en dicho encuentro y que a nadie se le va la vida por hacer un viaje por tierra, en flota, en su propio vehículo», comentó.

Aclaró que el gobierno está dispuesto al diálogo, pero no con ultimátum ni conminatorias.

Consideró que, a los sectores empresariales, productivos, y la ciudadanía cruceña, no les convendrá el paro y la confrontación con las otras regiones.

El vocero presidencial señaló también que el gobernador cruceño promueve la confrontación y genera una situación de tensión social que también le hace daño a Santa Cruz, que “no merece que un gobernador haga prevalecer sus intereses personales políticos” y deje de lado las expectativas de la población.

“Ante un pequeño auditorio uno se puede envalentonar, pero cuando hay que sentarse en la mesa y ser propositivo, las capacidades parece que disminuyen y se quieren sustituir con un grito y aplausos de un público que es el coro afecto, y así, no se construye el país, el país también es el norte, el sur, el este, el oeste, municipios indígena originarios, son ciudades pequeñas, todos en igualdad de condiciones y en una mesa que no discrimina, toman decisiones”, sostuvo.

Fuente: Agencia Boliviana de Información

Red Patria Nueva 2022
Red Patria Nueva